ESTÉTICA GINGIVAL

Para poseer una sonrisa agradable, el aspecto de la encía es tan importante como el del diente. En ocasiones, a pesar de tener unos dientes bonitos, el conjunto de la sonrisa no lo es debido a la existencia de alteraciones en la forma, el color, la textura, el volumen o la posición de la encía. 

Estos son algunos de los problemas que pueden conducir a una inadecuada estética gingival. A través de los desplegables podrás leer más información y ver casos reales.

Gingivitis y periodontitis

La inflamación de las encías provoca una deformación y un enrojecimiento de las mismas que a menudo es claramente visible en la sonrisa. En estos casos, un tratamiento periodontal sencillo puede resolver el problema devolviendo a la encía un aspecto saludable.

En situaciones de deterioro más avanzado, como son los casos de periodontitis, encontramos además una recesión generalizada de la encía que deja visibles espacios vacíos entre los dientes.

A menudo la combinación de un adecuado tratamiento periodontal con tratamientos de otras especialidades como odontología restauradora, ortodoncia, endodoncia o prótesis, nos permite devolver a estos pacientes una sonrisa agradable conservando sus dientes.

Recesión gingival

La inflamación de las encías y un cepillado agresivo son las causas más frecuentes de la retracción o recesión de la encía. Esta puede afectar a uno o varios dientes, y sus consecuencias afectan no sólo a la estética de la sonrisa sino también a la sensibilidad dental, a la aparición de caries sobre la raíz y a la eficacia del cepillado en esta zona en la que la encía remanente es más vulnerable, pudiendo la recesión extenderse y amenazar la viabilidad del diente. Mediante técnicas de microcirugía y cirugía plástica periodontal podemos recuperar la encía perdida y restablecer una estética óptima, una sensibilidad normal y un cepillado adecuado.

Sonrisa gingival

En ocasiones la encía se encuentra sobredimensionada, cubriendo parte de los dientes y ofreciendo una sonrisa con exceso de encía conocida como “sonrisa gingival”. Mediante un sencillo tratamiento es posible corregir este exceso y recuperar el tamaño natural del diente proporcionando una amplia sonrisa natural y estética.

Asimetría gingival

En lo que respecta a la sonrisa, el ojo humano es muy sensible a las asimetrías. Cuando los márgenes de las encías son asimétricos en el sentido de que no están a la misma altura en ambos lados de la boca, ocurre que los dientes tampoco tienen el mismo tamaño que sus correspondientes del otro lado, lo que se traduce en una asimetría y por tanto un defecto estético. Este problema puede ser corregido de forma sencilla con un recontorneado gingival.

Agrandamiento gingival

Algunos medicamentos provocan un agrandamiento de las encías. También en determinados casos, cuando dientes que se encontraban separados se juntan mediante un tratamiento de ortodoncia, la encía puede no recontornearse por sí sola como suele hacer. Una vez más, con un tratamiento sencillo podemos recontornear la encía obteniendo en muy poco tiempo un cambio muy favorable en la estética de la sonrisa.